La MBTA Anuncia Recortes Significativos al Servicio del Metro Para Rectificar Peligros de Seguridad  

An Orange Line train arrives at the North Station stop. Courtesy of the MBTA.
An Orange Line train arrives at the North Station stop. Courtesy of the MBTA.

Días después de que inspectores federales dieran una serie de directivos a plazo corto para que la agencia corrigiera serios problemas de seguridad en el sistema de transporte rápido, la MBTA anunció hoy (Viernes, Junio 17) que iba a reducir el servicio del metro bastantemente para así poder cumplir con los requisitos del gobierno federal.

Read this article in English.   

Bajo estos cambios, los cuales tomarán efecto el Lunes, 20 de Junio, el servicio del metro de las líneas Roja, Naranja y Azul, será reducido a niveles típicos de fines de semana. 

Trenes de la Línea Roja circularán cada 7-8 minutos entre las estaciones de Alewife y JFK/UMass (y cada 15 minutos en las ramas de Ashmont y Braintree), cada 8-11 minutos en la Línea Naranja, y cada 7-9 minutos en la Línea Azul. 

El servicio de fin de semana permanecerá sin cambios. 

En un comunicado, la MBTA dijo que los recortes de servicio eran necesarios por causa de “los desafíos de personal de despachadores en el Centro de Control de Operaciones de la MBTA.” 

Los recortes de servicio durarán indefinidamente hasta que la T satisfaga la falta de personal. 

“La MBTA está explorando varias opciones para agregar capacidad en el Centro de Control, inclusive una agresiva campaña de reclutamiento, ofrecer bonos, y potencialmente contratar de nuevo a previos despachadores,” escribió un oficial de la MBTA en su comunicado. “Si la capacidad de despachadores lo permite, podría haber días cuando la MBTA pueda aumentar el número de trenes en servicio. Y en cuanto haya suficiente capacidad de despachadores, la MBTA regresará a los niveles de servicio de antes.”

A principios de la semana pasada, la Administración Federal de Tránsito (AFT) publico cuatro directivos que requieren que la MBTA responda a más de 20 graves problemas de seguridad en los próximos 35 días (un quinto directivo ordenó acciones correctivas adicionales de parte del Departamento de Servicios Públicos, la agencia a cargo de supervisar la seguridad de la T).

Esos directivos son el resultado de una detallada “Inspección de Manejo de Seguridad” que hizo la AFT sobre el mantenimiento y operación de los programas de la T esta primavera, después de una serie de choques de trenes, descarrilamientos, y otros incidentes graves en los últimos años. 

Federal Safety Inspectors to Require Better Track Maintenance, Stronger Oversight At the T

En sus directivos, la AFT mencionó problemas serios de operación y mantenimiento en el sistema de transporte rápido de la MBTA.

Un directivo se enfocó en niveles inadecuados de personal en el Centro de Control de Operaciones (CCO) de la T, donde los trenes del metro son despachados. 

Como resultado de este hallazgo, la T estará comprometida a darle a la AFT un horario detallado del turno de cada empleado de CCO cada semana para asegurar que el sistema tenga el número de personal adecuado, y “verificar que todos los despachadores trabajando en CCO tengan certificado vigente antes de empezar su turno de trabajo.” 

“Con un número limitado de despachadores, estos nuevos horarios permiten a la MBTA agendar despachadores en cumplimiento con los directivos de la Administración Federal de Tránsito y continuar brindando servicio de manera segura y confiable,” según el comunicado de la MBTA anunciando los recortes de servicio. 

“Estos recortes son decepcionantes, pero no sorprendentes dado los años de falta de fondos,” dijo Stacy Thompson, directora ejecutiva de LivableStreets Alliance, en un mensaje de texto a StreetsblogMASS el Viernes por la tarde (divulgación: Thompson también es parte de la mesa de directores de StreetsblogMASS). “El Gobernador Baker es responsable por dar pocos recursos para las operaciones de la T, y la Legislatura debe de tomar acción ahora para asegurar que la T pueda regresar el servicio a la normalidad. 

En un comunicado publicado el Viernes por la tarde, activistas de TransitMatters llamaron a los recortes de servicio, “el resultado de décadas de aversión bipartidista para darle fondos adecuados a la T” y noto que el lado malo de los recortes de servicio “caerá de forma desproporcionada en la gente más vulnerable de nuestra fuerza laboral, quienes no pueden trabajar a distancia y dependen de la T para ir al trabajo.”  

En sus inspecciones, la AFT también descubrió que casi el 10 por ciento del sistema del metro pesado (la línea roja, azul y naranja) está bajo restricciones de velocidad por causa del mal mantenimiento de vías por parte de la agencia, y que hay “una lista de casos abiertos (4,195) y pendientes (12,423) relacionados con defectos de vías, señales y comunicación, energía, e instalaciones.“

Para afrontar esta lista de casos atrasados, la AFT le está dando 30 días a la T para identificar acciones específicas que la agencia va a tomar para reparar sus vías, quitar las restricciones de velocidad, y mejorar el acceso a las vías para su equipo de trabajadores de mantenimiento. 

La AFT ha iniciado solo una otra Inspección de Manejo de Seguridad en su historia: después de que un incendio que llenó la estación L’Enfant Plaza con humo cual mató a un pasajero y lastimó a docenas de otros pasajeros, la agencia mandó agentes para hacer una auditoría de los programas de seguridad en el system del Metro en Washington, D.C. en el 2015.  

ALSO ON STREETSBLOG