Una Junta Pública en la Parada de Autobús: La T Solicita Aportación de Pasajeros Sobre el Rediseño de la Red de Autobuses en Chelsea

Pasajeros en Chelsea y un trabajador de alcance comunitario de la MBTA esperan abordar un autobús. Personal de la T compartieron información sobre el proyecto de Rediseño de la Red de Autobuses con pasajeros a bordo.
Pasajeros en Chelsea y un trabajador de alcance comunitario de la MBTA esperan abordar un autobús. Personal de la T compartieron información sobre el proyecto de Rediseño de la Red de Autobuses con pasajeros a bordo.

Los representantes de la MBTA están dejando sus presentaciones de Powerpoint atrás y están saliendo a las calles a platicar directamente con pasajeros sobre los propuestos cambios de la red de autobuses.

La semana pasada fui a uno de los eventos agendados en Chelsea para lo que pensaba que iba a ser una junta pública en el ayuntamiento con personal de la MBTA presentando detalles sobre el proyecto.

Cuando me bajé del autobús en Park Street, le pregunté a Sergio, un pasajero del 111, acerca de lo que pensaba del sistema actual de autobuses. Me respondió en Español, “Es un poco complicado porque hay mucha gente y pocos buses. Por ejemplo, de 5 am a las 7 am o 8 am es muy complicado.”

Read this article in English:

A Public Meeting at a Bus Stop: T Solicits Riders’ Input for Bus Network Redesign in Chelsea

Mientras me dirigía hacia el ayuntamiento, vi más o menos cinco trabajadores de alcance comunitario de la MBTA afuera y me di cuenta de que esto en realidad era un evento menos formal. Ninguna presentación de Powerpoint, solo personal con sus mandiles azules con la marca de BNR (Bus Network Redesign) y bolsitas llenas de folletos.

MBTA staff carry their table and supplies across to street to be closer to riders at a busy bus stop in downtown Chelsea.
Personal de la MBTA carga su mesa y suministros al otro lado de la calle para estar más cerca de pasajeros en una parada de autobuses en Chelsea.

Dándose cuenta del bajo tráfico peatonal, el equipo rápido tomó la decisión de empacar todo y llevar la mesa y los suministros al otro lado de la calle cerca de una de las paradas de autobús donde muchos pasajeros se podían ver esperando su autobús.

Después de que los suministros fueron movidos, ¡era todas las manos a la obra! Algunos se quedaron cerca de la mesa para platicar con pasajeros que caminaban cercas, mientras otros se dispersaron al centro de paradas al otro lado de la calle donde muchos pasajeros esperaban tomar el 111, 112, 114, 116 o el 117.

Platicar con gente en la calle puede ser intimidante o incómodo a veces, pero los trabajadores de la T no dudaron en empezar inmediatamente.

Mientras los autobuses llegaban al centro de paradas, un miembro del equipo de la T rapido se subía al autobús, le explicaba lo que estaba pasando al conductor, y empezaba a explicar los mas detalles posibles acerca del proyecto a los pasajeros a bordo antes de tener que bajarse y repetir el proceso con el autobús que seguía.

Primera Vista de la Nueva Red de Autobuses que Propone la T

Mucha gente a la que nos acercamos para platicar no hablaba Inglés y solo uno de los representantes de la MBTA era hablante nativo de Español, pero el personal tenía folletos en Español listos para compartir.

Una de las representantes de la T mostró sus habilidades de Español y después nos compartió que tan feliz se puso cuando después de explicarle el proyecto a uno de los pasajeros, le respondió con un, “gracias.”

La mayoría de la gente con la que platicamos nos dijo que no había escuchado acerca del proyecto. Le pregunté a uno de los trabajadores de alcance comunitario porque no había ningún anuncio dentro del autobús para promover el proyecto. Me aseguro, “Oh, están siendo imprimidos ahorita y llegarán la semana que viene!”

Three "bus network redesign" outreach staff wearing blue aprons the the MBTA's "Better Bus Project" logo and pockets full of handout flyers smile on the sidewalk in front of Chelsea City Hall next to a red bus lane.
Representantes de la MBTA conducen esfuerzos de alcance comunitario cerca del ayuntamiento en Chelsea sobre el proyecto de Rediseño de la Red de Autobuses. De izquierda están Joe Varady de Regina Villa Associates, una empresa de consultoría, Silvia Castanos, Enlace de Comunidad de la MBTA, y Amanda Poggenburg de Regina Villa Associates. 

Le pregunté a Miriam, una mujer esperando el autobús junto con dos jovencitas, como es que ella se mantenía al tanto de cualquier cambio de servicio.

“La verdad voy, llego y me paro en la parada, no estoy pendiente de que si cambió o no cambio. Yo llego, me paro y espero. El único transporte que es un poquito malo es el 116 y el 117 porque esos buses son muy tardados. Tardan más de media hora de la horas que dicen. Además usualmente ahorita como es lo de la pandemia, van llenos. Yo siento que en eso está mal el transporte.”

“Por lo general yo tomo el autobús. Nunca he tenido ningún problema,” dijo Keda, otra pasajera. “El 111 viene todo el tiempo, a veces el 16 (116) y 17 (117) son un poco lentos, pero la mayoría del tiempo llegan a tiempo. Nunca he tenido problemas.”

Otro pasajero, David, no estaba de acuerdo. “El 117 y 116 vienen muy tarde. Yo puedo ir al trabajo en todos estos autobuses, pero nunca puedo usar el 116 o 117 para cruzar al otro lado.”

La propuesta de la T para el rediseño de la red pide consolidar el 114, 116 y 117 a una nueva línea de “alta frecuencia”, la T116.

A long line of riders wait to board the 111 bus to Chelsea at the temporary Haymarket bus stop in downtown Boston.
Docenas de pasajeros esperan en una larga fila para abordar el autobús 111 hacía Chelsea en la parada temporal de Haymarket en el centro de Boston.

Mientras platicaba con dos pasajeras, Julissa y Esmeralda, trabajadores del equipo de alcance comunitario tuvieron una conversación franca sobre los cambios que vienen y hasta algunos de los retos internos que está enfrentando la agencia.

Representantes de la MBTA explicaron que aun cuando la propuesta pide que se retire el 114, esto significa que el 116 vendría más seguido. Esmeralda respondió, “Okay, porque esta mañana espere como veinte minutos por el 116. ¿Hay menos autobuses ahorita?”

El representante respiro hondo y explico, “Pues, ahorita hay menos conductores- ese es nuestro problema. A nivel nacional, sea autobuses o transporte de carga, todos están diciendo, ‘olvídalo.’ Así que ahora tenemos autobuses pero no conductores lo cual es una cosa muy extraña. Estamos tratando de pagar más. Estamos tratando de traer gente a la puerta.”

Cuando la propuesta del rediseño de la red de autobuses fue publicada hace dos semanas, un portavoz de la T le dijo a StreetsblogMASS que la agencia había contratado 180 nuevos conductores de autobús en los últimos 10 meses (desde el 16 de mayo).

Pero durante el mismo periodo, 173 conductores de autobús dejaron la agencia. La ganancia neta resultante – sólo 7 conductores más – no es suficiente para llenar la escasez actual de conductores de la agencia, mucho menos para proveer un aumento de 25 porciento de servicio de autobus que propone el rediseño de red de autobuses.

Esmeralda siguió con, “¿Cuándo van a ocurrir estos cambios?”

El representante de la T respondió, “No van a suceder si no le gustan a la gente. Si le gustan a la gente y no recibimos muchos comentarios negativos entonces si pasaran. Pero no van a suceder a menos que recibamos buenos comentarios.”

Nuestra conversación terminó pronto después de que las dos amigas vieron su autobús y se apuraron a alcanzarlo.


La encuesta en línea del rediseño de la red de autobuses está disponible en nueve diferentes idiomas y estará abierta hasta fin de verano. 

ALSO ON STREETSBLOG

bicyclists Rolling down Newbury Street where the group received a warm welcome from folks out shopping and dining.

Photos From Boston Cyclists Union’s Inaugural Pride Ride

|
“The most vulnerable people in our community need the most support and so we wanted to make sure queer people felt safe on a bike… If you’re a queer person and you’re running around town blasting some gay music, some queer music, it is so much fun! And you feel, at least I feel, so good!” said BCU organizer Alex Shames.